2005/12/14

Ahora sí

Han sido más de 10 días, pero Ana por fin está en casa. Parecía que todo iba bien, pero la insistencia de Esperanza Aguirre en deteriorar la sanidad pública nos jugó una muy mala pasada. El caso es que por fin se ha superado todo y volvemos a la relativa normalidad. Gracias a todos los que os habéis preocupado durante estos días, a los que os quedásteis sin vernos en el Pub Soroll (¡volveremos!), a los amigos de Homo no sapiens, que son sencillamente la ostia, y a la gente de enfermería del hospital, que han sido los únicos que han hecho esto algo llevadero. En fin, que ya es hora de dejar de hablar de malas noticias y volver a darle al rock and roll, que es lo nuestro.

1 comentario:

frostillicus dijo...

Esto hay que celebrarlo riffeando con la nueva telecaster de txemita!!!!!!!!!
amiguetes...queda poco pal rickenbaker