2010/12/25

A propósito de la Ley Sinde

A los que trabajamos al margen de la mediación clásica el debate entre "creadores" y "usuarios" no puede dejar de darnos la risa. Nosotros somos unos outsiders de la industria casi por principios (decimos casi, porque no sabemos cómo reaccionaríamos ante un improbable montón de pasta), así que asumimos las pérdidas, que son grandes, como una inversión en algo que nos gusta. Ni más ni menos.

En caso de entrar en el juego que se mueve detrás de todo el debate tendríamos que hacer cosas como las que siguen:

- trabajar con una discográfica, seguramente independiente, que nos cobraría el precio de las copias con los primeros beneficios y que, después, se llevaría más pasta que nosotros.

- darle otra parte del pastel a una distribuidora que, en el mejor de los casos, enviaría un archivo .zip a iTunes y Spotify. Actualización: Esto ya lo hemos hecho. Como promoción no va mal, más de 5.000 escuchas al mes. Como ingreso...no da para un cartón de Fortuna.

- contratar a alguien para llevar la promoción: esto es básico, no tenemos tiempo para todo y, si la gente no te conoce, no te busca ni en el emule.

- conseguir un manager decente y sitios serios donde tocar, algo casi imposible en una jungla de piratas cortoplacistas que, para colmo, se encuentra con pegas normativas en los ayuntamientos

Si haciendo todo esto tuviéramos cierto éxito (algo improbable), perderíamos más dinero que ahora, pero nuestros egos estarían alimentados por salir en las revistas. Con un éxito aplastante tendríamos un salario normalito, pero alimentaríamos a decenas de personas, algunas de las cuales tan sólo habrían mandado un email en todo el proceso.

¿Que qué nos parece que haya terceros lucrándose con las descargas ilegales? Pues mal, pero empezar el debate por ahí es desviar la atención a estas alturas de la película. Detrás del negocio legal también hay gente que hace daño a los "creadores".

1 comentario:

JackSparragoss dijo...

Menos mal que hay un poquito de cordura en el mundo... Y un poquito de criterio. Buen post.

Felices Fiestas.